Ver todos los Mensajes
MANDALAS

MANDALAS

ATIENDE TU INTUICION

 

El ojo, el átomo, el sol, el ombligo, la luna y en general todas las células de los seres vivos…  estamos embebidos en círculos y más círculos pareciendo que es allí donde dirigimos nuestra atención y por eso desde tiempos inmemorables, los seres humanos crean y colorean Mandalas,

La palabra mandala es de origen sánscrito y significa círculo, compuesta de manda (esencia) y la (concreción), entonces como concreción de la esencia, al pintarlos, dibujarlos, construirlos o simplemente observarlos, nos conectamos con nuestra más profunda individualidad.

El círculo mágico del mandala  está compuesto por una periferia, un centro y un cuerpo y por ende porta siempre un mensaje: somos seres en permanente movimiento y la vida misma está entre nuestra periferia y nuestro interior danzando en estados permanentes de cambio, por lo que el mandala nos acerca nuestro estado presente.

Para que nos sirven?

Dentro de las múltiples técnicas de relajación está el interactuar con los Mandalas al llevarnos por caminos de equilibrio espiritual, emocional, mental, energético y físico; estimulan la creatividad, despiertan los sentidos y armonizan nuestro mundo interior con el exterior, al conectarnos con nuestro corazón y niño interior

El médico y psiquiatra Carl Jung, fue el primero en establecer en Occidente la vinculación entre dibujar Mandalas y generar proceso para recuperarse de alteraciones mentales. En sus memorias cuenta que, durante la Primera Guerra Mundial, siendo comandante de un campamento de prisioneros en Suiza, empezó a dibujar cada mañana un mandala que -según él- reflejaba su estado de ánimo interno. Era como una radiografía de su psiquis. En ella iba observando cambios sutiles en su crecimiento personal. Era como si fuera armonizándose en torno a un núcleo, un punto central, un centro magnético que lo iba conduciendo hacia una paulatina integración de su cuerpo físico, mental y emocional y que lo aplacaba en momentos de crisis personales. En la actualidad, uno de los obstáculos más frecuentes que atraviesan algunos docentes  es la dispersión de los niños, la hiperactividad y la falta de concentración, lo que provoca en oportunidades fallas en el aprendizaje, no solamente por la sobre estimulación de los juegos y programas televisivos, sino por los diferentes factores estresantes que el mundo les presenta y que los niños absorben como esponjas. Frente a esta realidad, se ha utilizado la práctica de pintar Mandalas como complemento a las asignaturas básicas y los resultados han sido innegables: los Mandalas traen sosiego y desarrollan la capacidad de atención.

Cuando te sientas con la energía baja, bloqueado, cuando no te puedas concentrar cundo necesites prepararte para una reunión importante, cuando quieras utilizar un mecanismo de soporte para los efectos estresores, utiliza la técnica de pintar o colorear un Mandala. Podrás percibir su efecto sobre tu cuerpo mental emocional, físico y espiritual

Como funcionan?

Vivimos inmersos en una sociedad que privilegia fundamentalmente las funciones del hemisferio cerebral izquierdo así que dentro del balance y equilibrio que necesitamos, es necesario contactar al hemisferio derecho y esta sería una de las razones por las que han adquirido tanta importancia en las técnicas de relajación y meditación.

Todos los temas  y conceptos que suelen sintetizarse linealmente y en palabras, pueden volcarse en imágenes. Dentro de la ausencia de palabras se estimula al cerebro a generar las imágenes de manera original y retentiva, permitiéndole al hemisferio derecho entrar en acción,  complementándose así  lo que “piensa” el cerebro izquierdo con lo que “siente” el hemisferio derecho.

  Atiende tu intuición

A la hora de elegir un Mandala o de seleccionar los colores con que vas a trabajar, no es el cálculo ni la lógica lo que se impone, es importante abrir las puertas de la intuición. Aunque los colores pueden utilizarse desde patrones para influir o expresar los estados de ánimo, será muy importante actuar por intuición tanto para escoger la forma como los colores

 ¿Cómo interpretar un mandala?

Algunos autores dedicados a la divulgación de los Mandalas aportan sistemas de interpretación desde códigos especiales, con lo cual podrías estar tentado a “interpretar” tus Mandalas o los de los demás.

Dado que el dibujo y la pintura del Mandala responden a la “foto” de tu estado presente, la persona que podrá hacer una mejor interpretación del mandala eres tú mismo y con los recursos que en ese momento te vengan al presente. Los signos y colores tienen un significado muy personal el cual depende de tus anhelos o rechazos inconscientes, tus creencias, tu historia, tu experiencia etc.

Te invitamos mejor a identificar que formas escogiste, que colores utilizaste y que significan cada una de los símbolos, signos  y colores para ti. No los juzgues simplemente agradece el que la técnica te da la posibilidad de “exteriorizarte” y “escucharte”.

Lo más importante vive tu propia experiencia!!!!!!!